Confirman que la mandarina que mató a una niña estaba envenenada

Tras la necropsia, trascendió que el cuerpo tenía restos del cítrico ” y un químico que se conoce como Furadán”, expresó el fiscal de Instrucción de Saladas, Osvaldo Ojeda. Aún no hay detenidos pero se hicieron allanamientos y se busca dar con quienes dieron la orden de inyectar el tóxico que está prohibido en el país y que desencadenó en la muerte de la nena de Mburucuyá. Su familia denuncia a la empresa por “encubrimiento”, aseguró el abogado.

Lo terminó confirmando el fiscal de Instrucción de Saladas, Osvaldo Ojeda: la mandarina que consumió la nena de 12 años el sábado 9 en el camino de su casa a su clase de catecismo, tenía un tóxico letal, inyectada.

El fiscal que investiga la muerte de la niña en un campo de Mburucuyá, dijo que “todavía no hay detenidos, se secuestraron mandarinas del predio privado perteneciente a Luis Brend”, quien no está en el país. Declararon los empleados que reconocieron el uso del tóxico.

Osvaldo Ojeda, fiscal de Instrucción de Saladas, que actúa en la causa de la niña muerta por ingerir una mandarina envenenada, confirmó que la autopsia reveló que en el cuerpo de la menor se encontró rastros de un agrotóxico denominado Furadán, cuyo uso está prohibido en el país. Se utiliza inyentándolo, no por fumigación.

Sostuvo que la imputación sería contra los ingenieros agrónomos que son los responsables de la quinta. Aunque no dio los nombres, confirmó que son más de dos y empleados del empresario involucrado.

“La nena encontró la mandarina, que peló y consumió junto a su sobrino (un nene de 11 años), él vomitó y está bien, se le tomó declaración. Pero las tajadas que consumió la niña, fueron fatales.

“En el allanamiento se secuestró un canasto con mandarinas y se mandó al laboratorio pero los resultados aún no los tenemos”, manifestó.

“La autopsia nos reveló eso, en el análisis de laboratorio puntualmente”, detalló el Fiscal, quien también precisó: “Se está analizando si la mandarina se cayó de un vehículo mientras era trasladada de una quinta a otra”.

El agrotóxico encontrado en la fruta se utiliza mediante la inyección y no por fumigación, por lo que el Fiscal investigaba “si fue utilizado con el objetivo de ser un ahuyentador de aves. Tengo que determinar quién es el que dio la orden de aplicar este agrotóxico. Ya se tomaron testimonios, y vamos seguir con más”, manifestó Ojeda.

En este sentido, el letrado aseguró que se realizaron allanamientos en el predio donde la nena encontró el cítrico y afirmó que en la zona “hallaron un canasto con unas 15 frutas más. Todas fueron enviadas al laboratorio de la Policía, del Inta, y del cuerpo médico forense del Poder Judicial, pero todavía no están los resultados”, indicó.

Te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *