Después de más de medio siglo llegó el gran día para el club Colón

A partir de las 20, con la presencia del gobernador Ricardo Colombi, entre otras autoridades, se levantará el telón del nuevo estadio ubicado en Catamarca 530.

Es­te sá­ba­do 16 se­rá his­tó­ri­co pa­ra el Club De­por­ti­vo Co­lón. Es que el Go­bier­no de la Pro­vin­cia de Co­rrien­tes inau­gu­ra­rá ofi­cial­men­te hoy el fla­man­te es­ta­dio, me­jo­ra­do con la co­lo­ca­ción de pi­so de par­quet y el ce­rra­mien­to com­ple­to de la se­de ubi­ca­da en Ca­ta­mar­ca 530 de nues­tra Ca­pi­tal.

Por aho­ra to­da la ac­ti­vi­dad de­por­ti­va se re­du­ci­rá al bás­quet­bol, prin­ci­pal­men­te, y al vó­lei­bol fe­me­ni­no.
A me­dia­dos de ju­lio de 2015 ini­cia­ron las obras. Al co­que­to es­ce­na­rio se le agre­gó una tri­bu­na de ce­men­to pa­ra que se ubi­quen có­mo­da­men­te unos 350 afi­cio­na­dos. Ade­más se cons­tru­ye­ron dos ves­tua­rios mo­der­nos y en la can­cha el pi­so “flo­tan­te” co­mo tie­nen la ma­yo­ría de los clu­bes ca­pi­ta­li­nos.
La par­te lu­mí­ni­ca, en tan­to, se re­for­zó con cua­tro re­flec­to­res y ta­ble­ros re­ba­ti­bles. Tam­bién el pre­dio dis­po­ne de tres lo­ca­les co­mer­cia­les, can­ti­na, can­cha pa­ra bás­quet­bol, vó­lei­bol y ces­to­ball, sa­ni­ta­rios mo­der­nos, sa­lón de fies­tas, et­cé­te­ra. ¿Qué más pe­dir?
El 1 de di­ciem­bre pró­xi­mo cum­pli­mos 56 años de vi­da ins­ti­tu­cio­nal, con­ta­dos con los de­dos de una ma­no quie­nes se­re­mos tes­ti­gos de es­te do­ble acon­te­ci­mien­to. Es­ta es una his­to­ria que me­re­ce ser con­ta­da por uno de los prin­ci­pa­les pro­ta­go­nis­tas.

Ba­rrio Li­ber­tad
Na­ci­mos en ple­no ba­rrio Li­ber­tad, en San Mar­tín 2079 (ex FO­NI­VA, el gre­mio de los sas­tres). El Club De­por­ti­vo Co­lón se ges­tó en Uru­guay 1165 (la ca­sa de Don Fer­mín En­ci­nas, el di­rec­tor de la re­cor­da­da tí­pi­ca de los her­ma­nos En­ci­nas) y nues­tro pri­mer pre­si­den­te, Jo­sé Luis Rio­tor­to, con­si­guió en prés­ta­mo el pre­dio ci­ta­do más arri­ba. Nos afi­lia­mos a la Aso­cia­ción de Bás­quet­bol de la Ciu­dad de Co­rrien­tes (ABCC) en 1964, ob­tu­vi­mos la Per­so­ne­ría Ju­rí­di­ca en agos­to de 1969. En 1986 nos lle­gó un ofi­cio don­de nos pe­dí­an el in­me­dia­to de­sa­lo­jo. En ri­gor, el lu­gar no te­nía las me­di­das re­gla­men­ta­rias. Es de­cir, que no te­ní­a­mos mu­cho fu­tu­ro. Pe­ro sir­vió pa­ra que nos man­tu­vié­ra­mos has­ta el año 1988.
El au­tor de es­ta no­ta via­jó dos ve­ces a Bue­nos Ai­res y ha­bló con En­ri­que Mi­co, la má­xi­ma au­to­ri­dad del gre­mio a ni­vel na­cio­nal, pe­ro no hu­bo ca­so, lue­go de una lu­cha de dos años, lle­gó la or­den de ir­nos… y nos fui­mos pa­cí­fi­ca­men­te. Por­que no so­mos usur­pa­do­res. El doc­tor Osi­ris Jan­tus nos de­fen­dió en el en­tuer­to a ca­pa y es­pa­da, por lo cual le es­ta­mos eter­na­men­te agra­de­ci­dos.
El bás­quet­bol fue siem­pre nues­tra prin­ci­pal ac­ti­vi­dad de­por­ti­va, pe­se a los gran­des éxi­tos lo­gra­dos en el fút­bol de sa­lón (fui­mos el pri­mer cam­pe­ón en un tor­neo del Club de Re­ga­tas Co­rrien­tes, or­ga­ni­za­do por Jo­sé Luis Fra­da) en la dé­ca­da del 60. Tu­vi­mos mi­ni­bás­quet­bol. De allí sur­gie­ron “Pi­li” En­ci­nas y “Qui­que” Mén­dez, en­tre otros, cam­pe­o­nes en el bás­quet­bol lo­cal. Tam­bién en el bás­quet fe­me­ni­no fui­mos ani­ma­do­res.
Du­ran­te un po­co más de una dé­ca­da fun­cio­na­mos gra­cias a la ge­ne­ro­si­dad de clu­bes ami­gos y de la ím­pro­ba ta­rea de nues­tro ex ju­ga­dor y con­duc­tor, Ra­úl “Fo­ca” Gar­cí­a, otro que se­rá tes­ti­go del acon­te­ci­mien­to que se ave­ci­na. Lue­go de sie­te años de pa­rén­te­sis, vol­vi­mos en el año 2007 por una de­ci­sión de los di­ri­gen­tes más an­ti­guos.
Lo­gra­mos ins­ta­lar­nos en Bo­lí­var 2445, siem­pre en las cer­ca­ní­as del ba­rrio Li­ber­tad. Has­ta que en no­viem­bre de 2012, nues­tra re­la­ción con las au­to­ri­da­des del li­ceo se tor­na­ron in­sos­te­ni­bles y por se­gun­da vez “nos que­da­mos en la ca­lle”.

De vuel­ta a bus­car
Em­pe­za­mos a re­co­rrer los pa­si­llos de la Ca­sa de Go­bier­no y en mar­zo de 2013 fui­mos es­cu­cha­dos por Ri­car­do Co­lom­bi, es­te go­ber­na­dor que pa­sa­rá a la his­to­ria por ser el fun­cio­na­rio más pro­gre­sis­ta en es­ta y otras dis­ci­pli­nas de­por­ti­vas. Ten­go au­to­ri­dad su­fi­cien­te pa­ra ha­cer es­ta afir­ma­ción, lue­go de ha­ber pa­sa­do por 45 años por la re­dac­ción del dia­rio El Li­to­ral.
El bás­quet­bol, en es­pe­cial, le de­be mu­cho a es­te mer­ce­de­ño y el Club De­por­ti­vo Co­lón no es la ex­cep­ción. To­do lo que pro­me­tió lo cum­plió con cru­ces. Pri­me­ro cuan­do en mar­zo de 2013 nos ce­dió el pre­dio de Ca­ta­mar­ca 530, que la Pro­vin­cia re­cu­pe­ró tras ha­ber de­ja­do de exis­tir el vie­jo club Obras Sa­ni­ta­rias. Y en se­gun­do tér­mi­no, cuan­do el Go­bier­no se hi­zo car­go de la cons­truc­ción del es­ta­dio que hoy se inau­gu­ra, un sue­ño pa­ra los vie­jos “co­lo­nis­tas”.
Va­mos a asu­mir un gran com­pro­mi­so, es­pe­ra­mos es­tar a la al­tu­ra de los acon­te­ci­mien­tos.

Te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *